viernes, 17 de julio de 2015

Tres vertederos de la Región provocan una denuncia de la Comisión Europea a España

Publicado en La Verdad (17/07/2015)

La Serratilla en Abanilla, El Labradorcico en Águilas y Las Rellanas en Santomera, junto a otros 58 en cinco comunidades autónomas, siguen, según Europa, «incontrolados»

La Comisión Europea se ha hartado de esperar. Un total de 61 vertederos ilegales, de los que tres están ubicados en la Región, son el motivo por el que el organismo comunitario ha decidido llevar ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea a las autoridades españolas. Lo hará por la «persistencia de vertederos ilegales», que según la Comisión fueron ya detectados en 2007.

Entonces, el organismo ya amagó con llevar a España ante el tribunal europeo, tras detectar esos «vertederos ilegales». Entre ellos, los tres que persisten en la Región, ubicados en La Serratilla (Abanilla), El Labradorcico (Águilas) y el paraje de Las Rellanas, en Santomera. De esa lista salió recientemente el vertedero de Jumilla, y según los responsables de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma, a lo largo de este mismo año lo hará Águilas.

La Comisión abrió los procedimientos de infracción pertinentes y emitió en octubre de 2008 un dictamen motivado. La promesa de las autoridades españolas de clausurar y restaurar esos vertederos antes de finales de 2011 frenó el expediente sancionador.

La «lentitud del proceso», según la propia Comisión, la obligó a emitir en septiembre de 2014 un «dictamen motivado complementario». En resumen, el documento instaba a España a dar en el plazo de dos meses el tratamiento adecuado a 63 vertederos incontrolados que -a pesar de no estar ya en funcionamiento- seguían «constituyendo una amenaza para la salud humana y el medio ambiente», según el organismo comunitario. Un año después, el número se ha reducido solo a los 61 actuales que, a pesar de no estar ya en funcionamiento, siguen sin contar con los preceptivos proyectos para borrar la huella que dejó su actividad.

Al constatar que a día de hoy todavía «siguen sin proyectarse, aprobarse o iniciarse la mayor parte de las obras necesarias para la clausura, sellado y restauración de esos vertederos, la Comisión ha decidido llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE con objeto de «forzarla a acelerar el proceso». Los vertederos están ubicados, además de en Murcia, en otras cinco comunidades autónomas: Andalucía, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha y Castilla y León. En esta última, la Comisión constata la existencia de hasta 28 instalaciones.

Ninguno admite ya residuos

Ninguno de los tres vertederos ubicados en la Región sigue admitiendo residuos. Solo el de Proambiente, en el paraje de La Serratilla de Abanilla, mantiene actividad separando residuos, pero no se vierten en las instalaciones desde hace tres años. Pendiente de resolución judicial está determinar la responsabilidad penal de los vertidos realizados anteriormente dentro del recinto, en las zonas LIC del mismo. También está pendiente un proyecto de regeneración, con un coste aproximado de 3,3 millones de euros, que tendría que asumir Proambiente.

Los otros dos vertederos están a la espera de los citados proyectos de regeneración. El de Santomera, en el paraje de Las Rellanas, acumula una historia de más de 33 años. A escasos 1.800 metros de los cascos urbanos de la ciudad y Cobatillas, el vertedero acogía residuos sin control desde 1982, lo que provocó una denuncia en el año 2000 por parte de Ecologistas en Acción. Allí se dejaron de enterrar residuos orgánicos en una formación rocosa con forma de cráter, que hoy espera un proyecto de recuperación.

En Águilas, El Labardorcico está ubicado a la salida del casco urbano, en dirección a Cabo Cope. Según Ecologistas en Acción, «eso era un desastre, que afectaba a una zona en la que incluso había tortugas moras, una especie protegida». La regeneración total del complejo podría suponer un gasto de dos millones de euros.

Ecologistas en Acción ve «positivo» lo que denominan «tirón de orejas» de la Comisión Europea, pero considera que el problema «es la punta del iceberg», y que hay otros vertederos clandestinos de menor tamaño y más dispersos sobre los que habría que actuar. «Necesitamos un plan integral por tipo de residuos para poner algo de orden», señala Rubén Vives, portavoz de la organización.

Las normas de la Unión Europea establecen un procedimiento muy tasado que raramente culmina en una sanción. Tras no recibir respuesta a su dictamen, la Comisión ha solicitado al Tribunal de Justicia de la UE que inicie el procedimiento contencioso, aunque rara vez se llega tan lejos. En los últimos años, más del 85% de los asuntos se solucionaron antes de esta fase contenciosa.

Si un Estado miembro no notifica las medidas para aplicar una directiva, la Comisión podría solicitar al Tribunal de Justicia que imponga el pago de una suma a tanto alzado o de una multa coercitiva. Hace dos años, la Comisión Europea ya sancionó con sesenta millones a Italia y con tres a Grecia por la existencia de un gran número de vertederos ilegales en sus respectivos territorios.

2 comentarios:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para ustedes o para sus lectores, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez. lopezmanero@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Parece que se ha omitido que las rellanas, también vierte en el término municipal de Murcia. Tras muchas denuncias parece que todo sigue igual....

    ResponderEliminar